jueves, 17 de febrero de 2011

El oso pardo (una especie en peligro de extinción)


Oso pardo (Ursus arctos)

El oso pardo es una especie en pelígro de extinción es un mamífero de la familia de los úrsidos propio de Eurasia y Norteamérica.

Es un habitante característico de los bosques maduros de Europa, Asia templada y América del Norte. En este vasto territorio aparece bajo cierto número de subespecies, que se diferencian unas de otras por la coloración y el tamaño, hasta tal punto que antiguamente se les consideraba como especies autónomas. Podemos citar, por ejemplo, a los grandes grizzlys (Ursus arctos horribilis) y el Kodiak (Ursus arctos middendorffi); este último es la raza de mayor tamaño.

Su longevidad es de 25 - 30 años (máximos conocidos de 34 años en estado silvestre y 47 en cautividad). Tiene una longitud corporal que varía de 1,50 – 2,95 m, dependiendo de la subespecie, y una altura en la cruz de hasta 1,30 m. Su peso también varía, desde los 100 hasta los 675 kg. El color es muy variable de un individuo a otro. Puede variar entre el marrón muy oscuro y el dorado claro, pasando por diversas gamas de grises. Las crías suelen presentar un collar blanquecino más o menos amplio alrededor del cuello, marca que habitualmente desaparece a partir de la primera muda al año de edad, pero puede quedar algún resto en los adultos.

Los osos son omnívoros: en primavera y otoño su alimentación es sobre todo vegetal, pero también aprecian las carroñasento preferido son los panales de miel. Además cazan pequeños vertebrados e insectos y, en el momento de remonte de los salmones en los ríos, se hacen pescadores, concentrándose cerca de las orillas.

El oso pardo esta en pelígro de estinción porque entre otras cosas, a la acción del hombre. La caza furtiva, la colocación de cepos en los parajes por los que transita y la utilización de venenos que afectan al Oso Pardo y no es bueno para ellos. En la actualidad, se estima que sólo hay en torno a 130 ejemplares. También el estado de su hábitat, del lugar donde elige vivir, le afecta. Por ello no es recomendable que tires basura en los bosques y que muestres tu desacuerdo con cualquier acción que puede entrañar un peligro para el Oso Pardo, ya que, recuerda, está en peligro de extinción. Las acciones para lograr que este mamífero no desaparezca se iniciaron en 1952. Ahora, si alguien mata a un oso se le multa con el pago de 300.000 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada